ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
Actualizado 02/12/22 17:00

Actualidad del trigo brasileño

Molienda de trigo en Brasil

Con una cosecha de trigo que puede consolidar un récord una vez efectivizada, la industria molinera de Brasil dispondrá de mayor abastecimiento local.


Brasil comenzó la cosecha de trigo 2022/23 y todo apunta en que será una campaña récord. Nuestro país vecino sigue rompiendo marcas en la producción de granos y, en esta ocasión, se trata de un cereal de consumo masivo cuyo abastecimiento se complementa con cuantiosas importaciones de Argentina. Según los datos de septiembre de la Companhia Nacional de Abastecimento (CONAB) en Brasil se producirían 9,3 Mt en esta nueva campaña, mientras que los stocks iniciales en este mes se ubicaron por encima de las estimaciones previas, brindando una mayor provisión cerealera. Hasta el 8 de octubre se ha avanzado sobre el 25,5%, lo cual se ubica tanto por debajo de lo sucedido durante la campaña (2021/22), como en el ciclo 2020/21.

 

El mercado brasileño este año recibirá este volumen récord de cereal local que supera cuantiosamente los registros de años previos. De hecho, la diferencia respecto al anterior registro histórico es de casi 1,7 Mt (+22%), que justamente se dio en la cosecha inmediatamente anterior.

Industria molinera de Brasil

Los molinos de nuestro país vecino serán abastecidos con una mayor proporción de trigo originado allí. En el 2021 se contó, según los datos de ABITRIGO, con el segundo mayor volumen de molienda desde, al menos, el 2005. En este sentido, el año pasado acabó con una molienda de 12,67 millones de toneladas, mientras que en el 2020 este guarismo había alcanzado los 12,7 Mt, resultando en una merma de apenas un 0,2% entre años.

Por otra parte, si bien se experimentó un leve retroceso en el volumen de molienda en el 2021, lo que se incrementó es el nivel de procesamiento de cereal de originado internamente, puesto que se pasó de una participación estimada del 43,4% en el 2020 a una relación “producción nacional/molienda” estimada en 52,9% para el año siguiente. Asimismo, en caso de mantenerse el nivel de molienda en el 2022, se podría alcanzar una participación equivalente al 65%. En otras palabras, el trigo brasileño volvió a representar más de la mitad del cereal que se muele en Brasil, situación que no se daba desde el 2017, cuando apenas se alcanzó al 50,2%. En adición, debe destacarse la relación “producción nacional/molienda”, en caso de efectivizarse tanto las toneladas producidas de trigo como el volumen de molienda para el corriente año, implicaría un récord desde al menos el 2005.

Profundizando el análisis previo, debe destacarse que la mayor parte de los molinos instalados se encuentran en los Estados del sur brasileño, justamente donde se ubica la región centro de la producción de trigo en Brasil. En base a datos de ABITRIGO se alcanza la conclusión que en el 2019 el estado de Paraná tenía la mayor concentración de molinos con 67 plantas, mientras que completan el podio Rio Grande do Sul con 55 y más atrás se posiciona Santa Catarina con 24 establecimientos de molienda de trigo.

Importaciones de trigo de Brasil

De la misma forma, debe resaltarse que el Estado de mayores importaciones también se encuentra sobre el sur de Brasil. En este sentido debe notarse que São Paulo, que con 18 plantas instaladas ocupa la cuarta posición dentro del ranking de molinos instalados de Brasil, el año pasado importó casi 1 de cada 5 toneladas de trigo pan, siendo el mayor responsable de compras internacionales. Cerca del volumen de São Paulo se ubicó Ceará, que en el 2020 había sido el máximo importador de trigo en Brasil, aunque en el 2021 pasado fue realizó importaciones equivalentes al millón de toneladas, mientras que poco más atrás se encuentran Bahía, Pernambuco y Rio de Janeiro, aunque ya realizando compras inferiores a 1 Mt.

Por el lado de la oferta, puede vislumbrarse en el cuadro anterior la relevancia de Argentina como principal país abastecedor (por fuera del propio Brasil), aunque también se realizaron compras a otras naciones vecinas como Paraguay y Uruguay, aunque nuestro país representó en el 2021 el 87% de las compras internacionales de trigo brasileñas.

Tendencias de importación de Brasil:

El mercado brasileño, cuyo abastecimiento depende fuertemente de las importaciones del sector triguero ha morigerado en los últimos años las compras de harina de trigo, para alcanzar registros de mayor molienda interna y menores compras del cereal ya procesado. En otras palabras, hoy por hoy se priorizan las compras del cereal para ser molido en la industria brasileña, más que la realización de compras de harina.

Analizando el desenvolvimiento de las compras internacionales de nuestro país vecino desde el comienzo del nuevo milenio, se pueden encontrar diferentes períodos de participación de las compras de harina de trigo. En el período 2000 – 2006 las compras de harina apenas representaron en promedio el 2% de las importaciones del sector, mientras que entre el 2007 y el 2012 el promedio de la participación fue del 12,8% para luego (2013-2021) encontrarnos en período de compras equivalentes al 6,3% de las importaciones del cereal. De esta manera, se puede alcanzar el resultado de que en el último tiempo, las compras de harina de trigo, han morigerado en cuanto a intensidad, aunque todavía existe una diferencia respecto a los niveles de compras que se realizaban a comienzo del período analizado.

Finalmente, este último proceso de menores compras de harina de trigo coincide temporalmente con mayores resultados de molienda por parte de la industria brasileña. Esta situación, en conjunto con el incremento en los resultados productivos de nuestro país vecino, nos permite concluir que la participación de las compras de harina de trigo puede llegar a continuar menguando, así como también en toneladas absolutas, en caso de continuar expandiéndose la industria molinera y la producción de trigo en Brasil.