Warning: file_get_contents(market-data.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/bcrnews.com.ar/httpdocs/web/app/themes/bcr/templates/market-values.php on line 2

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/vhosts/bcrnews.com.ar/httpdocs/web/app/themes/bcr/templates/market-values.php on line 6

Warning: file_get_contents(market-data.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/bcrnews.com.ar/httpdocs/web/app/themes/bcr/templates/market-values.php on line 2

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/vhosts/bcrnews.com.ar/httpdocs/web/app/themes/bcr/templates/market-values.php on line 6
Agroindustria
"Hemos tenido inundaciones, pero nunca vi algo de esta magnitud"
Así describió la situación Marcelo Furlán, un productor agropecuario de El Nochero, un pueblo ubicado a 20 km de la frontera con Santiago del Estero. El panorama es dramático y hay riesgo de que se agrave.
11 de enero de 2019

“Hemos tenido inundaciones, pero nunca vi algo de esta magnitud”, dijo Marcelo Furlán, un productor agropecuario del pueblo conocido como El Nochero, ubicado a 20 km de la frontera con Santiago del Estero; cuyas barreras de contención resisten a duras penas la presión del agua que amenaza con transformarlo en una laguna de 1 metro de profundidad.

La situación en el norte provincial es dramática, y la perspectiva climática en la cuenca que comparte Santa Fe con Chaco y Santiago del Estero no son las mejores para las próximas horas. “Tenemos una masa de agua impresionante; aparte de la lluvia que podríamos soportar, escurre una gran cantidad desde las otras provincias. Tenemos unas 300 mil hectáreas que están afectadas, pérdida de unas 6.500 hectáreas de algodón, sumado a lotes de soja, maíz y el ganado”, apuntó Furlán en radio Fisherton.

Según el productor, además de la inusual cantidad de agua caída en un breve período de tiempo (se calcula que llovió en un par de semanas lo que debería llover en un año), el factor agravante son los terraplenes de las vías del ferrocarril, que no la dejan escurrir. “(Los terraplenes) tienen muy pocas alcantarillas y eso hace un muro. Las vías están levantadas y el agua casi toca las vías”, subrayó.

Además, “tenemos entendido que hay muchos canales clandestinos dentro de los campos y eso es lo que tira el agua para acá. Una vez que pasa las vías va buscando el curso natural y va afectando la superficie total”.

Ahora, los productores trabajan contrarreloj con las cuadrillas del Belgrano Cargas, abriendo brechas por donde pueda fluir el agua; pero todavía no son suficientes para desagotar la gran cantidad de líquido estancado sobre los campos.

Hace falta un canal 

“Acá falta la obra de fondo que venimos peleando desde años. Necesitamos un canal que atraviese los vasos submeridionales. A esto se lo conoce como Cañada Las Víboras, que en realidad ya no es una cañada, sino que son campos bajos que se han volcado a la producción, que ya tienen caminos y vive gente. Allí – afirmó Furlán- hace falta una canal que lleve el agua hasta el Paraná”.

Para ello, “la idea es que las tres provincias se unan. Porque nosotros ya sufrimos la entrada de agua de Santiago del Estero y en la otra parte, al este, sufren la proveniente del Chaco”.

Resistiendo el avance del agua

Según Furlán, el pueblo resiste el avance del agua gracias a una contención de tierra, que de seguir sufriendo presión, corre riesgos de desarmarse. Por ese motivo, los habitantes trabajan a brazo partido llenando bolsas de arena que apuntalen el dique.

En cuanto al panorama, “no es alentador. Tenemos un pronostico de lluvia de varios días, así que estamos en manos de Dios. Ojalá que cesen las lluvias y podamos seguir adelante”, concluyó el productor.