ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
ARS
Rofex20
130.550,00 ARS Rofex20 DIC21
140.800,00 ARS Rofex20 FEB22
Oro
1.864,30 USD Oro NOV21
1.864,00 USD Oro ENE22
Petroleo
80,63 USD Petroleo NOV21
79,70 USD Petroleo ENE22
Maíz
- USD Maiz Ros NOV21
203,60 USD Maiz Ros DIC21
- USD Maiz Ros ENE22
- USD Maiz Ros FEB22
- USD Maiz Ros MAR22
196,40 USD Maiz Ros ABR22
180,50 USD Maiz Ros JUL22
185,80 USD Maiz Ros SEP22
- USD Maiz Ros DIC22
Soja
359,00 USD Soja Ros NOV21
357,00 USD Soja Ros ENE22
- USD Soja Ros FEB22
320,00 USD Soja Ros MAR22
- USD Soja Ros ABR22
320,10 USD Soja Ros MAY22
- USD Soja Ros JUN22
326,00 USD Soja Ros JUL22
329,50 USD Soja Ros SEP22
- USD Soja Ros NOV22
Trigo
- USD Trigo Ros NOV21
242,00 USD Trigo Ros DIC21
248,00 USD Trigo Ros ENE22
252,40 USD Trigo Ros MAR22
252,00 USD Trigo Ros MAY22
254,50 USD Trigo Ros JUL22
- USD Trigo Ros SEP22
- USD Trigo Ros DIC22
- USD Trigo Ros ENE23
Actualizado 11/01/22 17:00

Extensión GEA

El fenómeno La Niña seguirá presente por lo menos hasta el mes de marzo

El cambio de año sorprendió a las localidades ubicadas sobre el noreste de la región pampeana con precipitaciones de mejor volumen que las previstas por los modelos numéricos de pronóstico.


«Los registros con que cerró el 2021 y comenzó el nuevo año, estuvieron muy lejos de los necesarios para recomponer plenamente el deterioro sufrido por los cultivos después de quince días de rigurosidad climática extrema», indica el último informe de la Guía Estratégica para el Agro.

Esta vez fue el este del país, principalmente el noreste bonaerense y el sudeste de Santa Fe, el sector favorecido con los acumulados más significativos, en el orden de los 20 a los 40 milímetros.

Sobre la franja oeste, en el norte de La Pampa, el sudeste de Córdoba y el noroeste de Buenos Aires las lluvias también estuvieron presentes, pero con montos menores, más cercanos a los pronosticados, entre 5 y 15 milímetros.

En las primeras jornadas del 2022 la dinámica atmosférica que concentraba las precipitaciones sobre la franja oeste del país cambió.

El rápido avance de un frente frío aumentó las condiciones de inestabilidad, provocando el desarrollo de lluvias y tormentas puntuales, con un marcado gradiente en aumento hacia el centro este de la zona núcleo. Los acumulados fueron mejores que los previstos pero insuficientes para compensar los valores demandados por los empobrecidos perfiles del suelo.

El comportamiento pluvial de los últimos siete días, con cambio de año incluido, va en sintonía con el de la segunda quincena de diciembre, es decir, eventos en general débiles o moderados, que pueden generar algunas tormentas puntuales pero con volúmenes mucho más modestos que los aportados por la primavera.

Este régimen de lluvias, más acorde a una campaña bajo la influencia negativa de un evento Niña, esta revirtiendo rápidamente el buen estado que presentaban las reservas de agua en el suelo hasta la segunda quincena de diciembre.

Las condiciones hídricas abundantes desaparecieron por completo y ganan superficie las áreas con niveles de escasez y sequía. «Debemos recordar que, en esta época del año, la transferencia de humedad a la atmósfera por evapotranspiración de las plantas es entre 6 y 8 milímetros diarios», afirman los especialistas.

Las altas temperaturas y el predominio de precipitaciones por debajo de la media consumen rápidamente la oportuna recarga que recibieron los suelos durante la primera mitad del semestre cálido. Recomposición que fue primordial para que los perfiles no muestren una condición mucho más comprometida que la actual.

El escenario que plantea la primera semana del 2022 no es un buen augurio considerando el escaso margen hídrico con el que se cuenta, más aun pensando en un verano que, muy probablemente, continuará pluvialmente ajustado por el efecto negativo del enfriamiento del Pacifico Ecuatorial Central.

Los pronósticos de corto plazo no prevén aportes generalizados de agua por lo menos hasta la segunda década de enero y, según las proyecciones, el fenómeno La Niña seguirá presente por lo menos hasta el mes de marzo, probablemente con débil intensidad, aunque en diciembre, el enfriamiento, presentó un leve repunte.

Este forzante seguirá siendo un condicionante negativo de gran escala que solo podrá compensar el buen funcionamiento atmosférico de los mecanismos de escala regional, aportando periódicas cuotas de agua que permitan el desarrollo de la campaña con un mínimo de pérdidas de rendimiento.